reciclarreducirreusar“Demostración de recuperación de metales críticos como indio e itrio mediante el reciclado de pantallas planas desechadas” LIFE RECUMETAL”

El objetivo principal de este proyecto consiste en demostrar el reciclado de pantallas planas desechadas para recuperación de metales clave como indio (In) e itrio (Y), de tal forma que su extracción permita su reutilización en aplicaciones actuales.

En la actualidad, la cantidad de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs) que se generan en Europa es de aproximadamente 13 millones de toneladas al año (13% de residuos municipales).  Estudios realizados indican que esta cantidad aumentará en torno al 3-5% anual en las próximas décadas.

Entre este tipo de residuos destacan las pantallas planas. En Europa se recogen alrededor de 150.000 toneladas de pantallas planas al año, de las que 120.000 son LCD y 30.000 de plasma. Se trata de los nuevos grandes residuos, que representarán un grave problema en los próximos años, cuando se estima que concluya la vida útil de estos dispositivos., motivo por el cual representan un gran desafío en la industria del reciclaje.

Actualmente solo un tercio de todos los RAEEs son recogidos y tratados acorde a las directivas europeas, y concretamente la recuperación y reciclaje de metales valiosos y tierras raras representa tan solo un 3%.

Por otro lado, el 13% de estos residuos se envía directamente a vertederos, se quema o se abandona de cualquier manera, y el 54% es exportado ilegalmente a países del tercer mundo o es tratado en plantas no autorizadas por la Unión Europea para su eliminación en condiciones nocivas para el medio ambiente.

Todo ello, junto con el excesivamente rápido incremento en la demanda de materiales críticos, está provocando que la demanda supere con creces a la oferta. A día de hoy el suministro de estos materiales está controlado principalmente por China, que controla el 53% de la producción mundial de indio y el 99,9% de la producción de itrio. Desde 2005 el Gobierno Chino limita las exportaciones de sus tierras raras al resto de países, lo que afecta severamente al suministro, provocando entre otras cosas la apertura de nuevas minas de extracción fuera de China y la utilización de procedimientos de dudosa seguridad para su procesado.

En esta situación, el diseño y desarrollo de una planta piloto demostrativa para reciclar pantallas planas desechadas y recuperar metales valiosos contribuirá muy positivamente a solucionar los inconvenientes mencionados, contribuyendo por un lado a potenciar el reciclado de RAEEs, especialmente pantallas planas desechadas y reducir el impacto ambiental causado por las actividades extractivas de estos metales críticos, y por el otro a abrir fuentes secundarias de materias primas para la Unión Europea, reduciendo su dependencia de China.